Guarromán - El pueblo y su historia

  • PDF
Historia - Cultura y patrimonio - Tradiciones - Dónde descansar - Dónde comer

Dominando un paisaje de olivares en plena dehesa jienense se encuentra Guarromán que posee una ubicación estratégica, a igual distancia de los municipios más importantes de la provincia y próximo a los Parques Naturales de Sierra de Andujar y Despeñaperros, ambos de extraordinaria riqueza paisajística y cinegética.

El nacimiento de Guarromán está ligado al proyecto de colonización de Sierra Morena promovido por el monarca Carlos III y bajo la intendencia de Pablo de Olavide en el S. XVIII. Sin embargo, esta fundación se realizó sobre otros asentamientos de orígenes remotos tal y como lo revelan la existencia de indicios de villas romanas y pequeños asentamientos ligados a la actividad minera del plomo y la plata.

En 1767, Guarromán se funda como Nueva Población para repoblar una zona que se encontraba prácticamente deshabitada. La elección del emplazamiento estuvo motivada por la preexistencia en el camino que unía Madrid con Sevilla y el puerto de Cádiz de la Venta de Guadarromán, topónimo proveniente del árabe que significa "el río de los granados".

La tipología urbana de Guarromán responde a una ordenación ortogonal, absolutamente regular y jerarquizada, fiel representante de las reglas de urbanismo de la Ilustración. En el centro de la localidad se sitúa la Plaza de la Constitución, centro neurálgico hacia la que convergen sus calles, amplias y pavimentadas. En ella se ubican el Ayuntamiento y la Iglesia de la Inmaculada Concepción.

A mediados del siglo XIX esta localidad vivió un segundo período de esplendor al amparo de la explotación de sus minas. Fruto de la intensidad de esta actividad aún se conservan múltiples vestigios del patrimonio minero en sus alrededores, muchos de los cuales en proceso de puesta en valor.

Guarromán posee multitud de manifestaciones religiosas y folclore. Cabe destacar la celebración del Premio Cuchara de Palo, concedido por la Orden de la Cuchara de Palo. Este galardón le ha sido concedido a personalidades tan ilustres como S.A.R. el Príncipe de Asturias. Esta orden tiene sus orígenes en los colonos alemanes y suizos del siglo XVIII, teniendo como fin primordial la defensa de la cultura del Olivo, en su aspecto social y en sus aspectos culinarios.

El descanso en Guarromán nos ofrecerá la posibilidad de disfrutar de una rica gastronomía, donde no podemos olvidar los famosos pasteles de hojaldre, fabricados artesanalmente al horno de madera de oliva y encina, una exquisitez que no dejará indiferente al viajero.

AddThis Social Bookmark Button

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en esta web.

EU Cookie Directive Module Information