Guadalcanal - El pueblo y su historia

  • PDF
Historia - Cultura y patrimonio - Tradiciones - Dónde descansar - Dónde comer

Guadalcanal, ubicado entre la Sierra del Viento y la Sierra del Agua, en el corazón de la Sierra Norte de Sevilla, encuentra sus orígenes en el paleolítico superior. Destaca por su riqueza natural así como por el carácter histórico y artístico de su casco urbano, declarado Conjunto Histórico. Aunque existe constancia de la presencia humana ya desde el neolítico, su nombre derivó del asentamiento islámico denominado "Wad Al - Kanal". En 1241, Guadalcanal es reconquistada por los caballeros de la Orden de Santiago, lo que ha dejado en las tradiciones orales de Guadalcanal un poso de misticismo medieval.

En 1567, un aventurero local, Pedro Ortega Valencia, descubre en su travesía hacia el Nuevo Mundo una isla en el Pacífico a la que denominó Guadalcanal. Como él, muchos lugareños emigrarán hacia América en busca de nuevas oportunidades.

A lo largo de su historia, Guadalcanal ha conseguido mantener la esencia de su casco urbano, conservando tal cual su caserío autóctono, de fachadas encaladas y cubierta de teja árabe, y algunas casas señoriales que muestran los rasgos propios de la arquitectura barroca palaciega del S. XVIII.

En el armonioso conjunto urbano destacan un buen número de edificios monumentales de carácter religioso como la Iglesia de la Asunción, la Iglesia de Santa Ana, la Capilla de San Vicente, las ermitas de San Benito y la de Nuestra Señora de Guaditoca, entre otras. Entre los edificios de carácter civil son reseñables La Almona y la Plaza de Abastos.

Su casco urbano, tipificado como un buen ejemplo de los asentamientos de la Sierra Norte de Sevilla, fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 2004.

Guadalcanal sobresale por sus trabajos artesanales de fabricación de muebles, forja, bordados y enseres cofrades. La Semana Santa de este municipio ha merecido el reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Guadalcanal es una excelente opción para el viajero al que le guste la práctica del senderismo y los deportes al aire libre porque existen multitud de senderos y espacios que se adentran en el interior del Parque Natural de Sierra Norte Sevillana.

El viajero que decida detenerse en Guadalcanal, podrá disfrutar de manjares como la sopa de espárragos silvestres, la rabada de cordero, cochinillo, ancas de rana. Y su excelente aceite de oliva.

Entre los postres típicos, el hojaldre, las perrunillas, las empanadillas de cidra y los Gañotes harán las delicias del viajero que también podrá deleitarse con los productos artesanos locales en forja y bordados de mantones y enseres cofrades.

AddThis Social Bookmark Button

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en esta web.

EU Cookie Directive Module Information