Alájar - El pueblo y su historia

  • PDF

Historia - Cultura y patrimonio - Tradiciones - Dónde descansar - Dónde comer


Presidiendo las cañadas de la Sierra de Aracena, en pleno parque natural, Alajar, el balcón de la Sierra despliega sus místicos influjos sobre el valle.

Entre el laberíntico trazado de sus calles de origen árabe destacan numerosas casas barrocas, pervivencias del s.XVIII, y las Iglesias de San Bartolomé y San Marcos. Pero la principal seña de identidad se encuentra en la Peña de Arias Montano, enclave natural de gran belleza, dotado de un fuerte simbolismo desde la antigüedad y desde el que se dominan las ricas dehesas serranas. Su nombre rinde homenaje al ilustre humanista del s.XVI que escogió como retiro espiritual esta atalaya de la Sierra.

En la Peña, junto a numerosas cuevas de origen natural con vestigios prehistóricos, se alza la Ermita-Santuario de la Virgen de los Ángeles, que da nombre a una popular romería declarada de Interés Turístico Andaluz y que mueve el fervor serrano.

Alájar se ofrece al viajero entre el extraordinario verdor de sus bosques de alcornoques, castaños y olivares. Estos campos, cuajados de senderos, se abren al visitante que quiera internarse en ellos a través de rutas a caballo, en bicicleta o a pié, para descubrir los rincones más recónditos de las varias aldeas que conforman el municipio.

También el paladar se dejará acunar en los sabores más tradicionales de la Sierra: miel, setas y los derivados del cerdo ibérico que aquí como en toda la zona, alcanzan la cualidad de placer sensitivo.

Y si en algún momento queremos experimentar su sentido mágico, pasar la noche en Alájar nos transportará a épocas donde la tranquilidad y la contemplación alimentaban el alma.

AddThis Social Bookmark Button

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta su uso.

Acepto el uso de cookies en esta web.

EU Cookie Directive Module Information